6 RAZONES POR LAS CUALES NO ES BUENO HACERLO (TODO) TÚ MISMO

Luna Azul Ediciones

Cómo el DIY puede ser la sentencia del fracaso de tu negocio en línea

Gracias al internet tenemos una nueva vertiente bastante amplia para el proceso de creación por ti mismo, hoy por hoy puedes hacer tus propias manualidades, adornos, comidas gourmets y disfraces sin problema, siguiendo numerosos tutoriales en blogs, redes sociales y canales de YouTube. Este proceso del do-it-yourselfismo (término acuñado por mí jejejeje 😝) ha llevado a muchos emprendedores a creer que pueden sacar adelante sus negocios en línea sin contratar los servicios para emprendedores necesarios que te ayudarán a alcanzar el éxito.

Mas no significa que sea malo aprender a hacer las cosas por ti mismo, por el contrario, parte del proceso de crecimiento como emprendedor es conocer el mercado y los procesos necesarios para lograr los objetivos de tu negocio, pero debes aprender a reconocer cuando ya no puedes hacer las cosas por ti mismo y debes contratar servicios de creación de contenido o servicios de diseño gráfico que te posicionarán en el mercado.

  1. HACER TODO POR TI MISMO ABSORBE DEMASIADO TIEMPO

Velar por todos los aspectos de tu negocio es una cosa, pero qué sucede cuando ya no te das abasto para hacerlo todo.
"Emprender no es la única parte de tu vida, y aunque al principio quieras ahorrar haciéndolo todo, eventualmente le quitas tiempo a otras actividades y finalmente no cumples con las metas planteadas."
Cuando comienzas tu negocio en línea inviertes mucho tiempo de tu vida para que todo prospere y estos sacrificios de tiempo se verán recompensados, pero si no inviertes de manera inteligente parte de tus ganancias en servicios que te permitan invertir mejor tu tiempo, corres el riesgo de fallar en algún aspecto de tu negocio y/o tu vida.

  1. LA CALIDAD DE TODO LO QUE OFRECES PUEDE DESMEJORAR

Si ofreces servicios en línea en el área de educación, asesoramiento, marketing, diseño, copy, etc., tienes que invertir tu tiempo en la creación de tu producto o la prestación de tu servicio.
“Si haces todo dentro de tu emprendimiento en línea eventualmente no le dedicarás toda la atención y el esfuerzo al trabajo interno, como el posicionamiento, porque te enfocarás más en tus clientes para generar ingresos.”
Ten en cuenta que todo es un círculo, para llegar a tus potenciales clientes, necesitas posicionamiento en el mercado, para eso necesitas aplicar estrategias de marketing, y para crear, desarrollar e implementar por ti mismo todo necesitas tiempo, y si tienes clientes que atender ¿de dónde sacas el tiempo?

  1. CORRES EL RIESGO DE ESTANCARTE

Hacerlo todo por ti mismo te lleva a no tener tiempo para actualizarte en todos los aspectos del emprendimiento y de tu negocio.
“El emprendimiento en línea es un mercado que evoluciona y cambia continuamente, todos los años se lanzan nuevas y mejoradas estrategias y metodologías para posicionarte y llegar de mejor manera a tu nicho de mercado.”
Los emprendedores o emprendimientos que ofrecen servicios de marketing o relacionados al marketing tienen dentro de sus procesos habituales capacitarse continuamente e ir a la vanguardia de lo que se maneja en la web. Por poner un ejemplo, a pesar de que mi área de desarrollo es el diseño gráfico, este año estoy realizando un curso de inbound con Hubspot que me permita conocer los aspectos del inbound marketing y con esto crear el contenido de valor de nuestro blog de manera más eficiente.

Luna Azul Ediciones

  1. AUMENTA TU LISTA DE PENDIENTES

Entre más trabajo tienes, más cosas quedan por hacer.
“Hacer todo tú mismo te lleva a tener que distribuir tu tiempo en pequeñas tareas que cubran todos los aspectos del emprendimiento, al crecer tendrás más tareas que hacer, pero la misma cantidad de tiempo.”
Comenzarás a dejar para después las tareas de menor urgencia, que se irán acumulando paulatinamente, cuando te des cuenta, estarás saturado de pendientes; sin contar que corres el riesgo de dejar de lado cosas importantes, no solo dentro de tu negocio, sino también dentro de tu vida familiar.

  1. SABES DE TODO UN POCO PERO NO ERES EXPERTO EN NADA

Saber un poco de todo es bueno, pero cuando te enfocas en los aspectos generales de cada proceso y los aplicas no aprovechas todos los beneficios que el conocimiento especializado da.
“Dominar de manera efectivas los procesos de marketing, creación de contenido, estrategias, diseño publicitario, etc., requiere de tiempo, dedicación y continua capacitación.”
Como menciono en el punto 4 de este artículo, al hacerlo todo tú mismo no dispones del tiempo suficiente para capacitarte adecuadamente para todo, por lo tanto, no te conviertes en experto en ningún nivel y no obtendrás los resultados de alta calidad que necesitas; especializarte en el área de tu negocio en línea es tu principal necesidad para que puedas ofrecerle servicios o productos cada vez mejores a tus clientes y eso no lo vas a lograr si te dedicas a hacer y desarrollar cada aspecto de tu emprendimiento en línea que podrías delegar a otros por medio de la contratación de servicios.

Puedo ponerte un ejemplo propio, cuando Luna Azul Ediciones vio la luz yo, y ninguno de sus miembros tenía conocimiento sobre redes sociales, así que intentamos aplicar unas cuantas estrategias de crecimiento en Instagram que no dieron los resultados deseados; decidimos que era mejor contratar a alguien que supiera de esta red social y nos ayudara a llegar a nuestro público objetivo, el resultado fue evidente en poco tiempo y comenzó a aumentar nuestra lista de seguidores.

  1. PUEDES TERMINAR ABANDONANDO TU NEGOCIO 

A medida que pasa el tiempo te encuentras con que es demasiada presión, demasiado trabajo y las satisfacciones no son suficientes.
“Emprender en línea un negocio no es tan complicado, hacerlo te brinda libertad financiera y personal, te conviertes en dueño de tu vida y de tu negocio".
El riesgo de abandono surge cuando, al hacer todo tú mismo, te saturas de tareas que no vas a hacer y que se convierten en un lastre, comienzas a perder dinero o rompes lazos familiares y personales porque te enfocas en resolver las fallas de tu negocio en línea debido al tiempo reducido que inviertes a las ocupaciones. 

Luna Azul Ediciones

Fallar dentro del proceso interno de tu emprendimiento te puede llevar a perder clientes, a no ganar clientes o pasar desapercibido entre tu competencia minimizando tu impacto en el mercado; siempre es mejor realizar inversiones pequeñas que te puedan ayudar a mantener el control de los procesos y que te permitan desarrollarte eficientemente en las áreas que solo tú manejas y que no puedes delegar a otros.

Recuerda que pedir ayuda no implica que eres débil o no estás capacitado, muchas de las personas que admiras en el mundo digital han alcanzado su máximo potencial gracias al hecho de que tomaron la decisión oportuna y delegaron en otros las tareas y acciones necesarias para ser más efectivos.

¿Y tú? ¿Eres de los que delegas o lo haces tú mismo? Déjanos saber cómo te va en el proceso del DIY empresarial y si tienes otras razones por las cuales no es bueno que hagas todo tú mismo dentro de tu emprendimiento.

Luna Azul Ediciones