5 PEQUEÑAS INVERSIONES QUE TODO EMPRENDEDOR DEBE HACER

Luna Azul Ediciones

COMIENZA TU NEGOCIO EN LÍNEA Y ASEGÚRATE DE TENER BUENOS RESULTADOS

Cuando emprendemos un negocio en línea nos fijamos mucho en el presupuesto de inversión para comenzar ―porque ningún emprendimiento se hace sin inversión―, y procuramos distribuir los gastos sabiamente para cubrir los aspectos que consideramos más importantes a fin de que nos permita emprender con buen pie.

Al principio, mientras hacemos el estudio de mercado, nos desmotivamos cuando creamos presupuestos de todo lo que necesitaremos para que el negocio prospere, sobre todo porque estas inversiones de dinero no dan resultados inmediatos como nosotros quisiéramos; pero ese es un problema de percepción con respecto a los resultados que vemos ―y lo que creemos que invierten o invirtieron― otros emprendedores en línea que muestran sus resultados orgullosamente.

Hoy por hoy, y tras poco más de dos años en este proceso, Luna Azul Ediciones puede decirte cuáles son las inversiones pequeñas que puedes realizar para asegurar que tu negocio en línea empiece con un buen futuro por delante.

  1. CURSOS DE PREPARACIÓN

¿De qué te sirve emprender un negocio en línea si no conoces los procesos administrativos, o de cómo se maneja el marketing en internet, o si no sabes vender? Cuando emprendes en línea debes tomar en cuenta que vas a tener que estar pendiente de muchos frentes a la vez: redes sociales, blog, web, email marketing, producción, administración, etc.
“Realiza cursos para prepararte y que puedas afrontar la carga de trabajo que se te viene encima. Recuerda que tu negocio en línea va a comenzar con una sola fuerza de trabajo: Tú.”
Si vienes de trabajar para una empresa tu mentalidad de empleado está acostumbrada a seguir directrices específicas y que otros hagan parte del trabajo; tú te dedicas a lo tuyo mientras tus compañeros hacen su parte. Emprender implica que tú vas a ser jefe y si estás comenzando y no tienes un capital amplio para invertir, seguramente también serás distribuidor, recepcionista, mano de obra y todo lo demás.

Piensa bien hacia dónde vas, qué quieres obtener y ponte fechas realistas para eso; quizás te convenga emprender después de haber realizado una previa preparación para adquirir el conocimiento que no tienes y que necesitas para que tu negocio no fracase; puedes comenzar con cursos gratuitos en línea y con cursos pagos en tu ciudad, así comienzas a invertir en tu moneda local.

¿QUÉ CURSOS PUEDES HACER?

  • Curso de administración: para que lleves el control del proceso de trabajo y puedas mantener una agenda organizada.
  • Cursos de contabilidad: para que manejes las finanzas adecuadamente hasta que consigas un contador que se encargue de ello.
  • Cursos de marketing: para que diseñes estrategias adecuadas para los distintos canales en internet.
  • Asesoramiento con coachs de negocios: para que puedas aprender cómo hacer un modelo de negocio eficiente y obtengas asesorías personalizadas para tu nicho.
Este último sí puede representar una inversión un tanto costosa en comparación, pero es una inversión que realizarás sobre ti mismo y que puedes hacerla antes de comenzar a emprender y mientras continúas con tu empleo actual.

  1. DISEÑO GRÁFICO PARA CREAR UN LOGO PROFESIONAL

En el mundo del internet comemos con los ojos, todo lo que no es atractivo pasa desapercibido o incluso peor: recibimos una mala publicidad solo porque “no es bonito”.
“Invierte en un diseñador gráfico que te dé un logo profesional, diseñado especialmente para que sea atractivo para tus clientes.”
Esta es una inversión de costo variable, en internet hay infinidades de servicios que van desde los 10,00 USD hasta miles de dólares. La ventaja de esta inversión es que incluso puedes hacerla con tu moneda local, contratando servicios en tu ciudad. Siempre que tengas claro qué quieres y sepas comunicarlo al profesional del diseño, esta inversión representará una diferencia en línea, pues tus clientes asociarán ciertas sensaciones de confianza y profesionalismo contigo.

Luna Azul Ediciones


Si estás dispuesto a hacer esa inversión próximamente, aquí te dejo unos tips buenísimos para que el proceso de diseño de tu logo sea un paseo.  

  1. ADQUIERE UN DOMINIO

Muchos emprendedores ofrecen sus servicios únicamente por redes sociales, perdiendo la oportunidad de fidelizar clientes.
“Un nombre original y conciso te ayudará con tu emprendimiento y sobre todo con el posicionamiento en motores de búsqueda.”
Hay plataformas para adquirir dominios como Go Daddy que te permiten comprobar disponibilidad de nombre y su precio. Si el nombre de tu emprendimiento está tomado puedes optar por tu lema o por algo directamente relacionado; el precio de los dominios es variable, pero puedes conseguirlos por menos de 20,00 USD y su valor es menor si usas un prefijo diferente al .com.

  1. NO PUEDES IR POR UNA WEB, ENTONCES VE POR UN BLOG

Si has adquirido el dominio pero no tienes para pagar por el trabajo de montar una web, no es problema, escoge un blog.
“Apunta tu dirección de dominio a un blog y con los servicios de personalización de un profesional, puedes obtener excelentes resultados.”
Contratando la persona adecuada puedes obtener un servicio que deje tu blog casi como una web, porque con algunas modificaciones del código del tema las variaciones le dan un aspecto más profesional, como una barra de menú, una página de contacto e incluso páginas informativas que tus potenciales clientes puedan visitar. Tú solo deberás encargarte de publicar periódicamente entradas para atraer tráfico y potenciales clientes.

Puedes conseguir este servicio desde 15,00 euros con emprendedores en línea como los amigos Dreaming Graphics, ellos ofrecen precios muy solidarios. 

Esta inversión pequeña (en comparación con un diseño web) puede servirte por más de un año y/o hasta que puedas hacer una página web, y la gran ventaja es que no necesitas un webmaster, ya que tú mismo puedes encargarte de programar tus entradas regulares. Si no tienes madera para escribir continuamente publicaciones para tu blog, no importa tampoco, porque con la siguiente inversión que te vamos a presentar, podrías hacer un gran complemento.

  1. REDACCIÓN PROFESIONAL O UN COPYWRITER

El contenido es súper importante, no importa donde lo pongas. Desde la web hasta las redes sociales, este es el Rey.
“Contenido de valor, bien redactado y orientado al nicho de tu emprendimiento, dirigido a la conversión de tu cliente es una inversión que puede marcar la diferencia.”
Muchas personas se dirigen al gran buscador Google para investigar sobre todo lo que necesitan y lo que tú ofreces es una necesidad para un universo de personas que tal vez no lleguen a ti porque tu competencia se ha tomado la molestia de posicionarse.

La publicación continua en tu blog te da posicionamiento orgánico, redactar religiosamente un número de artículos semanales o mensuales en tu blog, compartiendo contenido de valor, con palabras claves, te ayudará con tu emprendimiento.

Muchos emprendedores en línea no toman en cuenta este proceso y no son organizados ni cumplidos con esto, e incluso abandonan el blog por no dar “resultados inmediatos”; pero en el emprendimiento en línea (y en general) uno debe tener estipulado resultados a mediano y largo plazo; el posicionamiento orgánico, si se hace con un profesional, es un resultado que se logrará de mediano a largo plazo.

Desde la experiencia de Luna Azul Ediciones en esta área, podemos decir sin lugar a dudas, que los primeros resultados de este proceso se pueden medir tras los primeros ocho meses del blog.

Hay muchos profesionales en esta área, que te ofrecen distintos precios para este servicio, puedes encontrar que con inversiones menores a 100,00 USD al mes podrías cubrir un mes de publicaciones para tu blog. Nosotros ofrecemos una serie de paquetes para emprendedores que puedes revisar aquí y por una inversión de 80,00 euros al mes puedes comenzar a trabajar en tu posicionamiento.

Luna Azul Ediciones


Cabe destacar que emprender en línea, haciéndolo bien, con constancia y dedicación, trae muchas gratificaciones, desde la parte monetaria hasta la satisfacción personal, pero los emprendedores con historias de éxito detrás comparte un mismo principio: no puedes emprender exitosamente sin ciertos sacrificios, y uno de esos “primeros sacrificios” es invertir dinero en ti y en tu emprendimiento y reinvertir partes de las ganancias en este para consolidarlo.

Puedes contarnos tu historia de emprendimiento, si consideras que hay otras pequeñas inversiones indispensables que puede hacer un emprendedor para comenzar su negocio en línea, puedes dejarlas en los comentarios.

Luna Azul Ediciones