9 TÉCNICAS PARA MEJORAR TU CREATIVIDAD

Luna Azul Ediciones


Si ser creativo es parte vital de tu trabajo, sea porque emprendes en línea, eres coach o escritor, seguramente te has encontrado con rachas de sequía creativa, donde por más que has intentado, las ideas no fluyen como usualmente lo hacen.

A veces nos bloqueamos porque perseguimos el perfeccionismo; y digo perseguimos porque como diseñadora (y autora independiente) a veces me cuesta entregar los trabajos a nuestros clientes porque desde mi punto de vista “no están terminados” aunque tanto ellos como el equipo los encuentran geniales.

En esta ocasión el team de Luna Azul Ediciones, que es un equipo netamente creativo, hemos traído para ti una serie de técnicas que te ayudarán a mejorar notablemente tu proceso creativo.

  1. BUSCA UN PROBLEMA Y PROPÓN UNA SOLUCIÓN DESCABELLADA.

Esta técnica es muy sencilla y te permitirá ejercitar la creatividad para la resolución de problemas y mantendrá tu flexibilidad creativa. 
“Escoge un problema y da una solución descabellada, luego anota las razones por la cuales no podría llevarse a cabo y resuélvelas una a una hasta que sea una posibilidad llevar a cabo la solución que has propuesto.”
Realizar este proceso te ayudará a pensar fuera de tus parámetros comunes, agilizando tu capacidad para la resolución de problemas o dificultades.

  1. SAL DE TU ZONA DE CONFORT

Muchas veces nuestra percepción de las cosas está sesgada por nuestros gustos particulares y asumimos que si a nosotros nos gusta, evidentemente le gustará a los demás.
“Lee libros que no acostumbres leer. Trabaja con un programa de diseño que no uses. Escucha una música distinta que altere tu estado de ánimo habitual.”
A fuerza de rutinas cotidianas nuestras mentes, incluso las creativas, se ciñen al mismo proceso de creación, salir de la zona de confort te obligará a pensar fuera de tus propios límites. Haz actividades estimulantes que te obliguen a salir de tu espacio creativo cómodo que tal vez te ha llevado a la pereza mental.

  1. CREA TU PROPIA CHECKLIST

Quizás pienses que esta idea es un poco descabellada, sin embargo las personas creativas suelen ser un tanto dispersas, porque en la medida que van soltando las ideas van llegando ideas nuevas.
“Diseñar un proceso creativo te permite establecer pequeños objetivos a alcanzar, con una checklist o lista de comprobación, podrás controlar tus logros. También dejará tu mente despejada para nuevas ideas porque no ocuparás tu atención en recordar qué tienes que hacer.”
Todos nos sentimos emocionados al lograr nuestras metas, esa sensación de felicidad la puedes replicar a escala cada vez que taches uno de los objetivos de tu lista; sin contar que al no tener que memorizar los procesos tu cerebro podrá trabajar creativamente en la resolución de los problemas.

Luna Azul Ediciones

  1. TOMA NOTAS Y DESARROLLA LAS IDEAS HASTA EL FINAL

Esta técnica la usamos los escritores aplicada al desarrollo de la estructura literaria, porque permite pescar las ideas concretas dentro del mar de ideas que es nuestra cabeza.
“Escribe una idea principal y desarrolla todas sus derivaciones, crea columnas, una de problemas y otra de soluciones.”
La estructura de una novela es simple: Inicio – Nudo – Desenlace. Siguiendo esa idea, establecer tres columnas:  Idea – Problema (para llevarlo a cabo) – Soluciones es una aplicación al área del emprendimiento; haciendo esto podrás dejar libre tu imaginación y generar escenarios hipotéticos con soluciones posibles (aunque estas no puedan llevarse a cabo). Anotar todo y luego cuestionarlo te ayudará a establecer un criterio creativo amplio.

  1. PRACTICA LA ESCRITURA LIBRE

Existe una técnica llamada Primer Borrador, usada principalmente por escritores. Se basa en tomar una idea y desarrollar todos sus puntos. 
“Escoge un tema central sobre el que se desarrollará el proceso, luego escribe todo lo que sepas del tema, después lo que no sabes del tema y necesitas conocer, expresa por qué el tema es importante y posteriormente toma nota de todas las ideas que puedan surgir del tema.”
Este método te dejará conocer a profundidad el tema, dándote pautas de investigación, estableciendo su importancia y cuál camino sería el más adecuado para llevarlo a cabo. Dicho esto, puedes notar que, a pesar de que es una técnica para escritores, hemos desarrollado esta idea para que se aplique a cualquier emprendimiento.

  1. LA TÉCNICA S.C.A.M.P.E.R.

En esencia este es un proceso que permite expandir y mejorar las ideas, deliberando desde distintos ángulos su posible aplicación. 
“Cada letra de esta técnica corresponde a una pregunta o cuestionamiento de la idea o proyecto.”
  • Sustituir: ¿Qué sucedería con el tema/proyecto/trabajo si cambiamos la idea A por la idea B?
  • Combinar: ¿Qué sucedería con el tema/proyecto/trabajo si combináramos A y B?
  • Adaptar: ¿Qué cambios deberían llevarse a cabo para adaptar el tema/proyecto/trabajo a otro contexto?
  • Modificar: ¿Qué podríamos modificar para mejorar el valor de este tema/proyecto/trabajo?
  • Pensar en otros usos: ¿Cuáles otros usos podría tener este tema/proyecto/trabajo?
  • Eliminar: ¿Qué podríamos eliminar del tema/proyecto/trabajo para simplificarlo o mejorarlo?
  • Revertir: ¿De qué manera podríamos reorganizar el tema/proyecto/trabajo para que sea más eficaz?

  1. WISHING O VISUALIZACIÓN CREATIVA

Muchas veces el proceso creativo lo ceñimos a la realidad y a la resolución de un problema o la creación de un concepto.
“Deja volar tu imaginación, pesando en ideas que traspasan los límites, sin importar lo poco prácticas o extremas que puedan ser. Luego crea una lista de deseos sobre la cual trabajar.”
Con la lista de deseos en mano analiza de manera más estructurada las ideas, pregúntate por qué razón no pueden llevarse a cabo dichas soluciones y céntrate en buscar una solución a esos obstáculos; incluso puedes modelar las ideas a enfoques más reales, podrías sorprenderte al darte cuenta que después de todo, no es inalcanzable llevarlas a cabo.

  1. EL SOMBRERO PARA PENSAR

No es un secreto que en muchas circunstancias nos encontramos con dificultades para ponernos en la posición del otro, así que esta técnica creada por Edward de Bono nos ayuda con ello.
“Desglosa tus ideas en áreas de pensamiento y luego evalúa la idea desde cada punto de vista.”
De Bono establece 6 áreas de pensamiento o sombreros, cada uno con un rol y un enfoque:
  1. Lógico – Los Hechos 
  2. Optimista – Valor y Beneficios, 
  3. Abogado del diablo – Peligros y Dificultades 
  4. Emociones – Sentimientos e Intuición
  5. Creatividad – Posibilidades y Nuevas Ideas
  6. Control y Dirección – Asegurarse de que los demás sombreros sigan las reglas
Luna Azul Ediciones

  1. ESTABLECE CONEXIONES FORZADAS

Estamos acostumbrados a un pensamiento literal de lo que vemos, lo que nos hace establecer patrones predeterminados difíciles de romper.
“Selecciona o dibuja dos objetos y oblígate a encontrar una conexión práctica entre ambos que te permita crear un concepto nuevo y novedoso.”
No importa si las ideas finales son disparates, lo importante es obligar a nuestro cerebro a pensar de manera creativa y fuera de lo común.

En el mundo del emprendimiento en línea nos vemos obligados a replantearnos continuamente técnicas de comunicación y estrategias de marketing para llegar de manera más eficiente a nuestros clientes; así que aquí tienes las técnicas necesarias que te permitirán entrenar tu creatividad para que siempre tengas ideas frescas y únicas.

Si tienes otras técnicas para mejorar y/o desarrollar la creatividad o el proceso creativo, deja tu comentario. ¡Y no te olvides de compartir! Seguro hay muchos colegas creativos que podrían beneficiarse de estas técnicas.