jueves, 2 de noviembre de 2017

LA MEJOR FORMA DE VENCER LA HOJA EN BLANCO

Luna Azul Ediciones


Entiende la señal cuando no tienes qué escribir



La hoja en blanco es como un virus que ataca a todos los escritores de todo el mundo cada cierto tiempo. 

Para algunos el virus se presenta con mucha frecuencia. Encienden el ordenador, ponen los dedos sobre el teclado, han llegado con una gran idea, pero se traban y no logran materializarla sobre el papel.


Si crees que a los escritores expertos no les sucede, te equivocas. El virus ataca sin importar a quién.

La diferencia de los expertos es que saben cómo reaccionar. Y hoy queremos que tú también lo sepas.

Si trabajas con plazos de entrega, porque escribes para una editorial que se ha interesado en publicar tus obras, el asunto es más complicado, pues la desesperación y ansiedad suelen incrementar el efecto del virus.

A veces ocurre que se enciende el temor por perder las grandes ideas, por olvidarlas y no volver a recuperarlas.

Pero lo primero que debes entender sobre este virus de la hoja en blanco, es que es como esos virus que nos indican que algo está mal en nuestro organismo y es mejor tomar precauciones.

Es como el mismo miedo, que más que un enemigo, es una alerta.

Entonces, para vencer la hoja en blanco debes entender primeramente por qué se presenta y causa estragos en tus tiempos de entrega o en la materialización de tu gran idea.

Las razones pueden ser varias: estás bajo estrés y necesitas relajarte, después de un momento de recreación notarás que las ideas fluirán mejor de lo que habías visualizado. Igualmente puede ser que esa gran idea no es la que realmente quieres escribir y lo mejor es dejar pasarla para llegar a la idea que sí te llevará a la cúspide.

Luna Azul Ediciones

Entonces las razones es el primer paso. Luego te tocará darle espacio al virus, es decir, voltear la mirada y perder de vista la hoja, centrarte en otras cosas, y así tu cerebro podrá trabajar en encontrar un cauce acorde al torrente de palabras que necesitas vaciar.

La próxima vez que te enfrentes a la hoja en blanco, toma en cuenta estos consejos y notarás una gran diferencia y mejores resultados.



Luna Azul Ediciones