martes, 25 de julio de 2017

ATRÉVETE A VER OTROS UNIVERSOS

Luna Azul Ediciones

Si algo tienen algunos de los escritores y editores es que si se trata de ser cuadrados y necios nadie les gana —bueno, posiblemente religiosos, abogados y contadores sí—. Olvidamos que fuera de lo que nosotros hacemos existen muchos universos, hermosos y llenos de vida, a tal grado que nos cerramos a verlos ¿a qué me refiero? ¡Simple!


Algunos que hacen novelas no leen más que novelas, creen que los datos duros y científicos son libros aburridos y sin sentido; pero qué de aquellos que hacen cuento, las novelas son aburridas y sosas; y los científicos dicen: ¡Bah! Esos nada más creando historias imaginarias que no servirán para la humanidad; y así sucesivamente, unos pensando que los otros no sirven, o son tontos, o qué se yo, pero no se dan la oportunidad de ir y ver más allá de la nariz, porque ¡no es su estilo!

Yo creo que todo escritor puede tener muchos estilos, y también creo que tiene uno en el que es sensacional, maravilloso, un genio; pero encerrarse en sólo leer uno o escribir uno es precisamente vivir encerrado, no darse la oportunidad de ir más allá, de explorarse.

Todo escritor debe atreverse a ver otros universos, no sólo en la lectura y escritura, también en el cine, en la música, comida, vestidos, etcétera, abrirte te ayudará no sólo a entender el contexto que te rodea, sino también a ver cómo reacciona tu cuerpo interno al escuchar, al ver, al sentir, y al analizar las nuevas sensaciones que eso o aquello te hacen sentir, y entonces puedes crear con más fuerza, más firme y sobre todo mejor.

Dice un dicho —que para mí está mal dicho— “cada cabeza es un mundo”, yo creo que cada cabeza es un universo, y que todo universo está lleno de información, cultura, subcultura, tradiciones, métodos, sueños, pesadillas, etcétera, que bien podrían servirnos para lo que hacemos, que es escribir. 

Atreverse a ver más allá de nuestra nariz nos hará enriquecernos en todos los aspectos de la vida, nos dará pautas trascendentales y bien firmes de cómo podemos mejorar nuestros escritos; aprender a ver otros contextos, otros gustos, otras modas y modismos, hará no sólo que mejoremos internamente, sino por todos lados.

Sólo basta dar un salto de fe —como dijeran los existencialistas— para darse cuenta que se puede crear desde otras plataformas; y a veces, se crea mejor, o más divertido, pero debes tener las agallas de hacerlo, y sobre todo la apertura mental.

No lograrás nada con encerrarte en un estilo sin explorar otros, enciérrate —si quieres, claro— cuando hayas conocido otros estilos, cuando creas que conoces sus vértices, matices, colores, tramas, etc., ahí es entonces cuando puedes decir, “este es el mío”, y entonces será muy placentero poder escribir, porque lo harás con corazón que está dispuesto a ver otros universos y a deleitarse de ellos.


Luna Azul Ediciones