viernes, 26 de mayo de 2017

LAS 5 CLAVES QUE APLICAN LOS EXPERTOS A LA HORA DE ESCRIBIR

LUNA AZUL EDICIONES

Si quieres que tu texto luzca profesional, que llegue al corazón de tus lectores, que sea tomado en cuenta en concursos literarios, que destaque en el mar de libros virtuales o en las librerías, toma en cuenta lo que hacen los expertos y aplícalos a tu estilo. La verdad es que hay una lista interminable de consejos, ejercicios, claves e incluso modelos de estructura. El Equipo de Luna Azul Ediciones ha tomado las 5 claves más resaltantes que aplican los expertos a la hora de escribir, para que tú puedas presentar tu texto con un buen nivel de redacción.

La primera clave es: piensa antes de escribir. Esto aplica tanto para la narrativa como para las publicaciones de un blog, reportajes, tesis, etc. Creer que te dará resultado sentarte frente a tu monitor, con los dedos en el teclado para dejarte llevar por un impulso, es como jugar a la lotería. ¿Por qué arriesgarte cuando puedes ir por una apuesta segura al pensar primero y formular bien tu idea en la mente para luego plasmarla en el papel?

No construyas oraciones largas y párrafos interminables, esta es la segunda clave. Cuando haces eso, se problematiza la lectura. Siempre que puedas, sustituye las comas por puntos.

Evita al máximo los adjetivos y los adverbios. Lo mejor es buscar sinónimos cuando estés en esa encrucijada. Para que tengas una idea, procura evitar estar palabras: realmente, asombroso, increíble, verdaderamente, muy. Si tu sustantivo es débil y te ves tentado a sumarle un adjetivo tras otro, entonces sustituye el sustantivo.

La cuarta clave va en armonía con la anterior: no repitas palabras. Identifica tus muletillas, haz ejercicios para no usarlas. La repetición de palabras acusa un nivel cultural bajo. No es que sea así, pero es la impresión que da. Nuestra recomendación es que leas con continuidad, de esa manera podrás ampliar tu vocabulario.

La quinta y última clave que te daremos por hoy es: no abuses de los signos de puntuación. Los guiones y los paréntesis, por ejemplo, pueden sustituirse por puntos o comas. Reduce el uso de negritas y letras itálicas. Resalta texto solo cuando sea estrictamente necesario (es la misma lógica de los adjetivos y adverbios).

Equipo de Luna Azul Ediciones