martes, 23 de mayo de 2017

ESCRIBIR TE DA FELICIDAD

Luna Azul Ediciones
Si estás pensando en ser rico y no en escribir porque te llena la vida, creo que estás comenzando mal.
Una de las cosas que debemos aprender es que lo que hacemos nos debe hacer sentirnos felices. La felicidad es un estado mental, que provoca que las emociones y los sentimientos estén en armonía con el sentir (valga la redundancia) y con el pensar.

La felicidad es estar en paz con uno mismo. Luego entonces, la escritura debe hacernos felices, porque no hay nada como hacer lo que más nos gusta y hacerlo de manera que esto nos traiga una completa satisfacción.
Escribir es estar en plenitud con nosotros, porque no hay nada como hacer lo que nos gusta, lo maravilloso de esto es que nos pagan por hacerlo, ¡pero cuidado! A veces caemos en la idea malvada de que hacemos esto porque nos pagan, y no debe ser así (porque eso te esclaviza), debe ser por amor, porque te encanta, porque es un alucín diario, porque es lo que te hace crecer, creer y crear, porque estamos hechos de sueños, de ensueños y de magia, por eso es importante que hagamos lo que hagamos, debe ser con el corazón en la mano.
En la psicología existe “escritura como terapia o escrituroterapia”, que no es más que escribir para sanarte, para buscar dentro y para encontrar eso que dentro de ti está roto.
Se ha descubierto que la escrituroterapia sirve para estados de ánimo, salud interna y para memoria a largo plazo. Cuando escribes generas serotonina que sirve para ser feliz, y así se le conoce a la hormona “de la felicidad”, por eso es importante la escritura. Sobre todo cuando sacas de ti, historias que tienes resguardadas y anestesiadas en ese momento, historias de vida, de ti.
Puedes leer muchísimas investigaciones en “Journal de Psicología Social y de la personalidad” y te darás cuenta que la escritura limpia tu ser interno y ayuda con el externo; ¿Por qué no hacerlo?
Escribir debe darte felicidad; e insisto (porque creo que eso es importante en este momento histórico), escribir con tanto ruido mundial es la mejor forma de sacar a flote aquello que tenemos reprimido, es la mejor forma revolucionaria de decir ¡basta!
Mientras escribas para ti, y te des cuenta que eso te da felicidad entonces vas por un camino de éxito, de alegría y sobre todo de felicidad.
Creer y crear implica ser feliz, así que hazlo, no tardes y cuando te sientas “sin qué hacer” escribe, verás que serás sanado.
 
 
Luna Azul Ediciones