lunes, 8 de mayo de 2017

LO QUE NADIE TE DIJO QUE NO DEBES HACER PARA VENDER TU LIBRO DIGITAL


luna azul ediciones

Te montas en tu proyecto, te aventuras a escribirlo, todo por tu cuenta, armas una portada que consideras es atractiva (o la mandas a hacer, pero bajo tus estrictas directrices) y lanzas el libro en digital por alguna de las plataformas que te lo permiten. Pasan los días, semanas, meses, un año... ¿Cuántos libros vendiste? Con suerte puede que tu familia en apoyo te haya comprado, ¿es eso lo que deseabas?


Muchas personas se rinden. Se decepcionan de las ventas digitales, pero no se detienen a pensar, estudiar, determinar qué es lo que pasa, por qué no venden. Y sí, nadie te dijo lo que no debes hacer para vender tu libro digital.

Comencemos por lo más básico. Retrocede un poco hasta el proceso de creación. Hiciste la portada como la consideraste atractiva para ti, o en el mejor de los casos contrataste a un diseñador pero lo obligaste a hacer exactamente lo que querías. Claro, pensaste que estás pagando y debe complacerte.

La portada de un libro digital requiere de ciertos aspectos que hay que tomar en cuenta. Un dato muy importante es que la primera imagen que se observa de un libro suele ser una miniatura que después se expande cuando se selecciona el libro, por ello deben considerarse detalles de medidas. Hay características especiales que si no se toman en cuenta pueden emborronar la visión de la portada cuando es vista desde un computador, Tablet o cualquier otro dispositivo móvil. Un buen diseñador sabrá cómo aplicar una fuente tipografía acorde, cuerpo del título, el tamaño adecuado del nombre del autor, evitando colores pálidos, imágenes con muchos elementos, entre otras cosas.

Es posible que los diseñadores que has contratado te hayan complacido para no contradecirte y no perderte como cliente, pero es momento de que dejes el sentimentalismo si quieres vender y dejar que los profesionales trabajen de acuerdo a tus objetivos de ventas. Para tu próximo proyecto, o si quieres relanzar un proyecto literario, contrata un profesional en diseño, deja que te presente varias propuestas, pídele que te explique el porqué de cada una y toma una decisión coherente con tus objetivos de venta.
Luna Azul Ediciones