martes, 2 de mayo de 2017

METÁFORAS, ARQUETIPOS, SÍMBOLOS

LUNA AZUL EDICIONES

Soy psicoterapeuta Gestalt-Jungiano, una combinación extraña para muchos psicoterapeutas, porque la Gestalt es muy humanista, aunque no sea de la escuela, sino una fuerza más en la psicología clínica; y por el otro lado está lo Jungiano es psicología profunda, y está del lado del psicoanálisis.

En realidad, no hablaré de psicología, sino cómo me ha servido la simbología como escritor; quiero que entiendas algo importante, al ser Gestalt-Jungiano me he movido en los simbólico y el inconsciente, la parte más profunda y más grande del ser es completamente Metafórico, Simbólico y Arquetípico, es decir, no entiende de “normalidad”.

Uno de los consejos más importantes que yo te puedo dar como escritor es llénate de toda la simbología que puedas; conoce a los griegos y latinos, léelos; lee la Biblia, el Chilam Balam, El Popol Vuh, Los Vedas, El Mahabarata, El Corán, El Tao Te Ching; La mitología griega, persa, hindú, china, japonesa; lee a Lao Tse y Sun Tzu; a Buda y a Platón; a San Agustín y a Kierkergaard; lee a los tres grandes Carlos Barth, Marx y Rahner; lee a Nietzsche y a Camus; lee cuentos, muchos cuentos, aún los de Disney para que compares a Perrault y los Hermanos Grimm, a Chéjov y Allan Poe; y lee a Paz, Bukowski y a Sabines, es decir, lee mucho, y bueno; porque eso te ayudará a poder plantearte mejor lo que quieres escribir, no como imitación, sino como aprendizaje, sabrás los porqué de tantos mitos y leyendas y algunas las puedes doblar, y hasta romper para crear nuevas ideas, cuentos y novelas, sabrás metáforas y llegarás a corazones, no sólo a cabezas, ¿por qué crees que Rowling pegó tanto con su brujo? Usó historias, metáforas, arquetipos, símbolos, los mezcló e hizo un cuento genial, para niños y grandes, para la historia en sí.

Llénate de todos los símbolos para que puedas recrearlos, dóblalos y hasta romperlos (como ya había mencionado), si lo haces te juro que podrás hacer magia con tu lápiz (o teclado), que será fantástico lo que escribas, porque estás cultivado de tu cabeza.

Las metáforas, los símbolos y los arquetipos te ayudarán a crear personajes, a entender personajes y a realizar sus historias, no te conformes con las cosas vanas y ve por cosas profundas, si no tienes el hábito, cultívalo, será sensacional además de enriquecedor.

Creo que es algo que a todo escritor nos deberían de decir desde que iniciamos este gran placer de escribir “cultiva tu cerebro con cuento, novela y poesía”, así tendremos muchas imágenes, muchas metáforas, muchos símbolos, y mucho de donde tomar para crear nuevas historias y escenarios, la gente será enriquecida y nosotros haremos lo que más nos place… escribir.

Luna Azul Ediciones