miércoles, 5 de abril de 2017

CUANDO TE DICEN QUE UN ESCRITOR DE BLOG NO TIENE FUTURO.


<a href='http://www.freepik.es/foto-gratis/primer-plano-de-las-manos-escribiendo-en-el-teclado-portatil-masculina_1027055.htm'>Designed by Freepik</a>

Los tiempos cambian, y con ello el contexto se reforma. Así es la interacción de la vida, de las eras, del mundo. Ayer ser médico era la profesión más envidiable, atractiva e incluso que ofrecía una mejor posición social. En un tiempo ser científico se miraba bajo esa misma óptica. Actualmente ser un crack en las tecnologías de información y comunicación, es algo que da cierto estatus no solo social, sino también financiero. El secreto siempre ha sido ser el mejor, ser la mejor.

Pero hoy no quiero hablarte de las tecnologías de la información y la comunicación, sino de un aspecto de esa gran dimensión: ser escritor, y específicamente: ser escritor de blog.

El blog se ha convertido en una plataforma increíble de ventas y posicionamiento, de hecho, es efectivo en cuanto a posicionamiento orgánico. Y el secreto no solo está en el diseño, sino en gran medida en el contenido. Si eres un bloguero, si te gusta escribir, déjame decirte que estás encaminado a convertirte en una influencia a nivel viral, tan solo debes aprender a usar tus recursos y habilidades.

Si quieres sacar provecho al máximo a tu oficio, toma en cuenta que los lectores quieren aprender cosas nuevas y relevantes, quieren mantenerse informados, así que comparte la mayor cantidad o el mayor porcentaje de valor, de esa manera podrás fidelizar a tus lectores y esto te permitirá mayor alcance y por lo tanto tendrás más influencia y generarás más ventas en caso de que emprendas a través de un blog. Sé fiel a tu propio estilo, enmarca tu contenido en los temas que sean relativos a tu emprendimiento o a tu literatura. No publiques de todo un poco, el que mucho abarca poco aprieta, recuérdalo.

Por último, recuerda siempre ajustar tus artículos a un buen formato. Que transmita orden y clase. Respeta en todo momento las normas ortográficas y gramaticales, cuida la coherencia, investiga previamente, estructura una escaleta o esquema que te sirva de punto de partida para desarrollar los temas, usa un lenguaje fácil de entender, que sea entretenido y refrescante; escribe las palabras que sean necesarias para explicar bien el contenido del artículo, relee varias veces y cuando estés satisfecho con el contenido, entonces sí publica.
LUNA AZUL EDICIONES