lunes, 6 de marzo de 2017

AUNQUE TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA, ALGUNOS NO SON CONVENIENTES

LUNA AZUL EDICIONES
En el momento cuando tomas una decisión de comenzar algo, con una meta fija en tu mente, visualizada, con la determinación de lograrlo, también aparecen múltiples opciones para hacer posible lo que te has propuesto. La pregunta es, cuál de esas opciones es la más conveniente.

Dicen que todos los caminos conducen a Roma, algunos suelen aconsejar que te dejes llevar por tu instinto. Pero qué sucede si no sabes identificar tu propio instinto, qué pasa si no estás acostumbrado a esas circunstancias en las que debes decidir “por instinto”.

Es por ello que siempre es conveniente un mapa. Trazar una ruta, planificar, medir consecuencias antes de dar un paso. A medida que vas avanzando te darás cuenta que vas afinando tu instinto, es decir, aprendiendo a tomar decisiones rápidamente y de forma eficaz.

En cuanto al mapa, si quieres hacer el tuyo propio te invitamos a seguir estos primeros puntos:

Delimita tus objetivos.

Divídelos en al menos uno general y tres específicos

Traza un plan para cumplir cada objetivo específico, el cumplimiento de cada uno te llevará al general.

Mide constantemente las consecuencias de tus decisiones, si atentan contra tus objetivos, declina.

En un par de semana, estaremos explicándote cada uno de estos puntos y más, para que puedas cumplir lo que has soñado.

Equipo de Luna Azul Ediciones.