martes, 31 de enero de 2017

CONSTRUYE


LUNA AZUL EDICIONES


Construir un sueño va más allá de las cosas que nos imaginamos; realizarlo, es algo posible, pero, muchas veces nos encerramos en la idea de “no podré hacerlo”, esto se debe a que tenemos mucho ruido, no solo en la cabeza, sino en el entorno social que nos rodea.

Pensemos un poco ¿cuántas veces escuchas “no podrás”, “es difícil”, “mejor busca un trabajo estable”, “muchos lo han intentado y no han podido”, etcétera? ¡Infinidad! Sin embargo, es mentira, solo debes tener las agallas, la disciplina y comenzar a hacerlo. Sé que no será sencillo, algunas veces hasta querrás mejor claudicar, pero si te pones metas alcanzables será más fácil y sobre todo divertido.

Construir un sueño jamás nos quitará el sueño, al contrario, nos hará descansar, aunque muchas de las veces nos desvelemos. Porque eso es construir, es dar todo el tiempo, todo el dinero y, sobre todo, las ganas de llegar a la meta que nos hemos propuesto, construir nos hará mejores seres humanos, más pensantes y sobre todo más prudentes y pacientes.

Cuando construimos algo el tiempo se recorre, nuestros días tienen más de veinticuatro horas, y algunas veces, hasta se tienen que parar. Construir es asumir que tenemos que hacer algo que queremos hacer, y que necesitamos esforzarnos para hacerlo; y, aunque no lo creas te darás todo el tiempo posible para esto.

Pregúntate ahora ¿qué fue aquello que no hice por miedo a que no saliera? Agarra una libreta y pon lo que te gustaría hacer, no pienses en las limitaciones que tienes, piensa en las oportunidades que posees para lograrlo.

No creas que será fácil, pero tampoco te metas la idea de que es imposible. Construir será una experiencia inolvidable. La creación de un escrito te llevará a lugares inesperados, sobre todo si dentro de ella está tu pasión.

Comenzar a escribir empieza desde el primer golpe a las teclas, las ideas surgen, se dan y poco a poco construyes un mundo genial, aunque al principio parece interminable, si tienes buena orientación, no será difícil ponerle un fin, y sobre todo no será complejo hacer los quiebres necesarios para que el libro se vaya formando.

Creer en lo que haces es la primera idea que te llevará a formar algo que realmente anhelas, sin embargo, si crees que tienes mucho ruido en la cabeza, descansa, serénate, tómate tu tiempo, si haces las cosas apresurado posiblemente no te salgan tan bien, o definitivamente te saldrán muy mal.

Construye, cree, crea y el mundo de tus letras será maravilloso.