lunes, 5 de septiembre de 2016

UNA REDACCIÓN IMPECABLE MEJORA LA IMAGEN DE TU EMPRENDIMIENTO

LUNA AZUL EDICIONES

Hasta ahora hemos enumerado los pasos que debes dar para tener un emprendimiento online exitoso:


Hay ciertos servicios que son “invisibles” pero que juegan un papel fundamental a la hora de proyectar una mejor imagen de tu emprendimiento. Vamos a hablar sobre una parte súper importante pero a la que muy pocas veces toman en cuenta: LA REDACCIÓN.

¿Cuántas veces hemos oído el dicho que reza: el problema no es lo que dices si no cómo lo dices? Seguramente lo has escuchado toda tu vida. Y no hay uno más cerca de la realidad que ese. Detrás de cada estrategia publicitaria se cuida hasta el más pequeño signo de puntuación. Lo que se dice es importante, pero cómo se dice puede marcar la diferencia entre una persona que se aburre a una que se convierte en tu cliente ideal.

Desde el momento en que comenzaste tu emprendimiento en línea debes estar atento a todo lo que dices y escribes. Una publicación bien redactada y sin errores ortográficos demuestra que eres cuidadoso con lo que haces y por ende que aplicas ese mismo nivel de detalles en todo tu emprendimiento. Desde las palabras escritas para describir tu misión en tu web, hasta las entradas de tu blog que generan tráfico y seguidores, la ortografía puede ser el ancla para que tu mensaje se posicione en la mente de tus lectores. Cualquiera puede dejar pasar un acento olvidado, pero un mensaje plagado de errores no solo no se toma en cuenta, sino que puede ser objeto de burlas y eso destruiría todo lo que has hecho y logrado hasta ahora.

En Luna Azul Ediciones tenemos distintos métodos de trabajo a la hora de redactar. El proceso de creación de contenido tiene sus pasos específicos, te los enumeramos abajo:

  1. Investigación:
Escribir no es simplemente inspiración, hay personas que tienen mucho talento y habilidades con el arte de las letras, pero todo lo que escriben tiene un previo proceso de investigación. No puedes hablar de hacer tortas si no conoces los ingredientes. Así que antes de escribir una entrada debemos hacer un proceso previo de investigación, saber sobre qué se ha escrito, cómo se ha escrito y de qué manera puedes convertirlo en artículo original que no se acuse de plagio. Este proceso no tiene un tiempo determinado de duración, de hecho, si estás emprendiendo, investigar y leer debe tener un puesto importante en tu lista de pendientes.

  1. Planificación y diseño:
Si ya tienes el tema y has investigado todo lo que vas a decir, comienza el proceso de cómo. Significa que debes buscar un método que te sirva para poder tocar todos los puntos que deseas en tu artículo. Un mapa mental o una escaleta que te sirva como guía y en la cual tengas anotado cada idea específica a desarrollar es una ayuda.

  1. Redacción:
Sentarse a redactar tiene un estado mental específico. En el momento en que lo haces debes desconectarte de todo lo demás que estás haciendo porque corres riesgo de perder el hilo conectivo de tu tema o contaminarlo con otras ideas que no tienen nada que ver. En internet, los artículos demasiado largos no son una buena opción, si deseas entregar una información exacta no debes divagar porque el lector se cansará y abandonará la lectura. Saber decir lo que se tiene que decir en un número de palabras limitado no es sencillo, mucho menos si escribir no es uno de tus principales talentos. En este caso aplica la norma de: menos es más. Crea entradas entre un rango de 400 palabras a 1200. Este es un buen número para entradas más largas. Toma esto en cuenta cuando sea necesario, pero si tu entrada requiere de más palabras, escríbela. Lo importante es que sea información  de calidad y valor para que tu lector no abandone.

  1. Edición:
Para el que se dedica al negocio de las letras sabe exactamente que después de escribir un artículo debe editarlo. Lo recomendable sería (si no eres experto en esta área) que esperes por lo menos dos o tres días antes de leerlo nuevamente y puedas liberar tu mente del tema. Como editorial podemos asegurarte que estar empapado del artículo evitará que veas los errores, es un bloqueo mental natural que ocurre porque creemos que el texto está “bien”, esto evita que notemos los errores que puede tener, como ideas inconclusas, palabras mal escritas y errores de gramática. Toma esos dos o tres días para buscar una imagen que acompañe tu texto. Luego de esto, al leer, será más fácil para ti detectar los errores.

  1. Imágenes:
Los artículos se hacen más atractivos si los acompañas con una imagen. Si son demasiado largos lo recomendable es que coloques imágenes a lo largo del artículo para que el lector tenga donde “reposar la vista” de vez en cuando. Ten en cuenta que leer en un monitor genera más cansancio visual que leer en papel, por lo tanto, las imágenes dan pausas al enfoque de nuestros ojos y ese respiro permite mantener un ritmo fluido en la lectura.
Usa las imágenes de manera responsable, ten en cuenta que poner una imagen solo por ponerla puede jugar en tu contra. En nuestro posteo en el blog solemos usar entradas cortas con la finalidad de presentar una idea concisa y que el lector pueda guardar en su memoria, así que usamos una imagen de cabecera con un subtítulo relacionado al tema. Así el lector siempre tendrá una idea de lo que viene a continuación.


Como ves, la redacción juega un papel fundamental en tu emprendimiento, saber lo que dices y decirlo de la manera correcta puede ser determinante a la hora de que un cliente te escoja para un servicio. Si no tienes el tiempo para dedicarte al proceso de redacción de artículos para el blog, entonces te invitamos a que contrates el servicio de personas capacitadas para tales fines. En Luna Azul Ediciones ofrecemos distintos paquetes enfocados al posicionamiento orgánico del cual hablaremos en otra ocasión; pero si ofreces un servicio o producto(s) que requieren de una continua publicación en tu blog, entonces contáctanos y descubre todas las opciones que tenemos para optimizar tu emprendimiento y que te permitirán dedicarte a otros aspectos fundamentales de este. Nosotros ofrecemos servicios de redacción que van desde la creación de contenido original, hasta la corrección de tus entradas y artículos.