domingo, 28 de agosto de 2016

¿AUTOPUBLICARSE O PUBLICACIÓN TRADICIONAL? EL GRAN DILEMA

LUNA AZUL EDICIONES

COLUMNA: INQUIETUDES, POR RICHARD SABOGAL

Inquietudes es una columna cuyo autor se dedica a abordar temas de especial interés para quienes desean publicar sus libros. En esta ocasión, Richard Sabogal ha decidido abordar el tema de la publicación en formato impreso. En el caso de Luna Azul Ediciones ofrecemos todo tipo de servicio editorial para autores que desean publicar tanto en formato impreso como digital. Durante este mes hemos estado obsequiando una eBook en el que mostramos algunas estrategias para vender tus eBooks en las plataformas de autopublicación. Para adquirirlo debes primero llenar un formulario que te permitirá recibir una guía breve de los Pasos para incrementar el éxito de tu negocio Online, esta guía también es gratuita. Rellena el formulario y tendrás la oportunidad de optar también por nuestro eBook para vender tu libro de forma exitosa.  



A continuación las palabras de Richard Sabogal:

Abunda en internet mucha información sobre la autopublicación, que consiste en  que el autor pague la impresión de los libros. También está la posibilidad de tocar las puertas de las editoriales tradicionales, o esperar a conocer a alguien. Desde mi experiencia en Negro Sobre Blanco donde somos principalmente una empresa de autopublicación, y según algunos testimonios que he escuchado en el camino, les dejaré mi opinión, así podrán evaluar bajo qué condiciones podrían publicar sus libros cuando se trata en formato impreso.

La mayoría de quejas que he escuchado de los autores respecto al mercado del libro, y que he leído en los foros, es que las editoriales o “pseudo – editoriales” como llaman algunos “puristas” a las casas editoriales que ofrecen la opción de autopublicación,  presentan deficiencia en cuanto al trabajo de prensa, lo cual es cierto en alguna medida. Muchos libros autopublicados salen a la luz y o entregados en una caja al autor para que él mismo los venda El proceso se resume a que el autor paga, la editorial entrega, el autor queda con sus libros, los vende o los regala.

En el caso de la editorial que dirijo el proceso es distinto. Negro sobre Blanco tiene la intención de suprimir esos pecados de indiferencia hacia el autor y sus libros; es así como tenemos periodistas que están trabajando la promoción por las redes, lo que ha atraído a nuevos autores y a lectores interesados en nuestros libros. Trabajamos en la venta Online de nuestros textos y tenemos ubicación en librerías, en todo el país. Son varios los títulos que tenemos, y varios agotados. Solicitados por correo electrónico aún.

Ahora bien, en el caso de los programas de autopublicación que ofrecemos el trabajo de promoción no depende únicamente de la casa editorial, sino también del escritor. Respecto a eso el escritor venezolano Héctor Torres me dijo una vez que se sentía agotado porque en un mes le hicieron más de 150 entrevistas, de las cuales muchas las pautó él mismo. Toda editorial debe tener la capacidad de apoyar al autor, enviar libros de cortesía cuando es necesario, pero es vital la disponibilidad del autor para manejarse en los medios y asistir a los compromisos de prensa. Todo es importante y es de comprender que es un autor más de la editorial. Más que la rivalidad editor – escritor es la dupla, el equipo.

Ahora, también existe la publicación tradicional, la modalidad en la que el autor no paga. Siendo razonables y dejando a un lado el romanticismo,  las editoriales son una empresa más, si usted como autor no invierte un centavo obviamente la editorial buscará recuperar inversión y obtener una ganancia inmensa con su trabajo, el cual deja de ser suyo a partir de que firma el contrato; por otra parte, existe cierta exclusividad, las editoriales no se aventuran a publicar a autores desconocidos, tampoco temas que no sean de interés actual según el corte de la editorial y su orientación comercial.

Algunas editoriales, como el caso de la editorial que dirijo, además de ofrecer la modalidad de autopublicación, también se dedican a producir textos bajo modalidad tradicional. Es así como en los próximos meses estaremos publicando una serie de autores reconocidos. También estamos reeditando un libro de poesía sobre el cáncer de mama.

Las editoriales que ofrecen la autopublicación demandan la inversión de parte del autor, es cierto; sin embargo, toma en cuenta que una editorial con corte tradicional, termina adueñándose de los derechos de autor. Por eso, en ambos casos, es necesario que como autor antes de tomar tu decisión tomes en cuenta estos factores que te he mencionado, también que veas cuál es el alcance de la editorial, qué autores ha publicado, cómo es la distribución, el trato a sus autores, el acabado del libro. Si optas por la autopublicación, recuerda que debes participar activamente en la promoción de tu libro. Recuerda que no es publicar y olvidar, es ponerse el turbante de vendedor y apoyar su propia obra. Si solo desea ver el libro en sus manos porque un placer intimo pues se respeta.

Como editor he visto cada episodio, desde jocosos hasta conmovedores. La idea es materializar los sueños.


Namasté.