viernes, 10 de junio de 2016

DALE MOVIMIENTO A LAS IMÁGENES

LUNA AZUL EDICIONES, SERVICIOS EDITORIALES

SIGUE LOS CONSEJOS DE LUNA AZUL EDICIONES PARA LOS ESCRITORES


            Durante el mes de mayo el equipo de redacciones de Luna Azul Ediciones se dedicó a escribir una serie de consejos y ejercicios para ofrecerles a los lectores del blog. Esta iniciativa se debe a que estamos interesados en que cada visita al blog sea productiva para los usuarios. Como empresa editorial tenemos como misión establecernos como aliados de escritores y emprendedores.

            Para nosotros es importante que tu proyecto literario logre una perfección con el avance del tiempo y que tú relación con nosotros sea para tu beneficio. Es por ello que te regalamos herramientas que potencien la calidad de tu próximo Ebook, o tu proyecto impreso. A continuación, basados en la premisa “dale movimiento a las imágenes” te ofrecemos los dos consejos de hoy:

            Consejo # 1: Determina una imagen a partir de una palabra concreta

            Un texto que está constituido mayormente por palabras abstracta puede parecerse más a un ensayo. Debes tomar algo en cuenta: el predominio de las palabras abstractas en el título puede constituir un éxito, pero no en el desarrollo de tu historia. Amor, paz, cielo, esperanza y verdad, entre otras abstractas, pueden ser palabras que consideres atractivas. Quizás pienses que la universalidad de las mismas podría atraer lectores. Sin embargo, es un error. Son palabras vagas, con significados tan profundos como generales. No producen una imagen en el lector. Ahora, sí dices casa, cueva, parque, montaña, ventana, entre otras concretas, de inmediato se dispara una imagen en la mente del lector y hace que la lectura sea atractiva porque estimula la imaginación. Poner en movimiento una imagen, en primer lugar requiere de fijarla en la mente del lector.

            Consejo # 2: Invita sensaciones a través de las imágenes

            El éxito de una historia, como hemos dicho repetidamente, depende de la habilidad del escritor de permitirle al lector construirla en su imaginación. Para ello se debe establecer un buen ritmo en la narración. Y aunque por lo general se piensa que la puntuación y las conjugaciones son elementos que determinan el ritmo, y es algo cierto, también es importante saber que un equilibrio entre palabras abstractas y concretas también acusa un buen ritmo. Ahora bien, las palabras concretas no deben sencillamente lanzarse en el texto. Siendo imágenes fijadas en la mente del lector, es necesario que a través de ella se inviten las distintas sensaciones a la lectura. Es así como sugerimos que añadas descripciones, precisas y puntuales, que evoquen aromas, sabores, sonidos y sensaciones táctiles relacionadas a las imágenes. También con equilibrio, sin abusar en el texto. Piensa en tu narración como en una canción en la que hay tonos altos y bajos bien distribuidos.


            Como ejercicio, queremos sugerirte que observes a tu alrededor, de los objetos que están cercanos a ti cuál es el que más te impacta y se fija en tu mente. Una vez que lo identifique procede a describirlo, también describe qué relación guardas con ese objeto y qué es lo que te llama más la atención de sus cualidades. Por último, escribe un relato en el que predomine ese objeto. En Luna Azul Ediciones a través de nuestros servicios editoriales queremos ayudarte a perfeccionar tu narrativa. Te invitamos a estar atento pues pronto estaremos sorteando un eBook repleto de consejos.