sábado, 18 de junio de 2016

COMBATE LA PROCASTINACIÓN: ESCRIBE Y PUBLICA

UN CONSEJO DE DAVID GAITAN  

            Nuestro compromiso con los lectores nos ha llevado a extender las fronteras del blog. Luna Azul Ediciones ha incorporado este mes nuevas columnas a cargo de escritores y emprendedores tanto venezolanos como extranjeros. En esta oportunidad queremos presentar un texto exclusivo para nuestro blog, escrito por el colombiano David Gaitán, un periodista exitoso y visionario. Esperamos que su artículo sirva de guía y estimulo:

¿Un consejo para escribir?, ¡Escribe…!

Este, estoy seguro, es el inicio de todo buen escritor. Los comienzos suelen ser el peor enemigo de cualquier proyecto; ese y la perseverancia. Ambos, en el caso de quien aspira escribir, solo se combaten con la escritura misma.

En nuestras sociedades latinoamericanas, tendemos a tener grandes sueños, pero que nunca se verán materializados por física y pura pereza. Pareciera que todos los que hemos nacido en esta hermosa tierra, tenemos un gen llamado procastinación en nuestro sistema. Aunque somos excelentes en planeación al interior de nuestras mentes, esos proyectos pronto se ahogan en el quehacer diario, que se ha propuesto no permitirnos hacer algo más que el común de las gentes.

Y lo digo con mucho respeto, pues cualquier ser humano, es digno. Sin embargo, quien se atreve a escribir y a publicar sus escritos, está dando un gigante paso que la mayoría no. Conozco muchas personas brillantes, con quienes entablar una conversación es un gusto por la profundidad de las mismas; gente inteligente y con grandes ideas, pero que no las comunican. Personalmente pienso que están consiguiendo que el mundo se pierda de su genialidad. Eso es una lástima.

Por eso, hay que escribir.

En recientes día estaba reflexionando sobre la muerte. Este suceso nos va a apartar de este mundo, pero, ¿Qué quedará de nosotros? Por supuesto, nuestras memorias. Los recuerdos en las mentes de nuestros familiares y amigos, aquellos a quienes impactamos de alguna manera. Honestamente esto no me deja dormir en las noches, y se ha convertido en un motivo de vida. El escribir me da la oportunidad que mis memorias se inmortalicen, dejar una huella en la humanidad, un granito de arena en la construcción de nuestra historia.

De esta manera, cuando alguien, años después de mi partida lea mis líneas, me traerá de nuevo a la vida, resucitaré y así el fuego de la memoria se atizará. Me resulta supremamente hermoso ese escenario. Las letras dan vida, despiertan sentimientos, crean mundos, brindan alegría, describen la historia, ¡Cuentan la historia!, trazan el camino. Las letras son rebeldes, indomables, testarudas, hermosas, indispensables, sagradas, incómodas.

Por eso, el consejo básico se vuelve premisa: escribe. Escribe todo lo que puedas, lo que venga a tu mente, lo que se escapó de la mente de otro a través de su boca. Escribe cuando quieras y cuando no, escribe tomando café o té, o cerveza, o vino, o chica, o comiendo arroz, o hambriento.

Escribe en el día, en la noche, en la misa, en el juego de soccer. Escribe cuando hagas el amor, en medio de la guerra, en la salud y en la enfermedad; escribe en medio del dolor y en la paz. Escribe cuando tengas tiempo y cuando no, escribe cuando la tierra tiemble y cuando la vida florezca, cuando se acabe el dinero, escribe mientras duermes a tus hijos en la noche o mientras buscas tu amor en el metro.

Y publícalo.

Crea notas, borradores. Cientos de ellos. Así te parezca que no valen la pena, que a nadie le gustarán. Y publícalos. A la final es cierto, escribimos por nosotros, pues nadie, en su sano juicio, querrá leernos.



            En Luna Azul Ediciones queremos recordarte que nuestros servicios editoriales están a tu disposición. Siguiendo el consejo de David Gaitán: escribe. Si quieres publicar bien sea por medio de una editorial física o en formato eBook ponemos a disposición nuestros servicios.