lunes, 4 de abril de 2016

NO ABUSES DE LOS ADVERBIOS QUE TERMINAN EN “MENTE”

LUNA AZUL EDICIONES TE AYUDA A ENCONTRAR EL EQUILIBRIO


Existen ciertos abusos en la escritura que pueden causar una impresión errada de tu estilo y de tu texto. En el caso del abuso de los adverbios que terminan en “mente” te hacen parecer un escritor novato o perezoso. Y ninguna de estas dos etiquetes te benefician como escritor. Es por ello que queremos darte algunos consejos para que te mantengas alerta.

¿Qué pensarías de un texto en el que encuentres en un solo párrafo de seis líneas los adverbios “obviamente, cabalmente, singularmente, primordialmente, realmente”, entre otros? El abuso de este tipo de adverbios hace lenta y aburrida la lectura, similar al efecto de los abusos de gerundios. Luna Azul Ediciones quiere ayudarte a encontrar equilibrio así que presta atención a los siguientes consejos.

Consejo #1. Durante el proceso de creación no te compliques.


Escribir un libro, y mucho más uno de narrativa, amerita de ciertos procesos. El proceso de creación es uno de ellos. En esta etapa importa plasmar la historia, vaciar el contenido de nuestra mente sobre el papel. Darle cuerpo al alma, y el alma es la historia que has visualizado, el cuerpo es el papel. Materializar la historia requiere de fluir sin interrupciones. Así que durante este proceso dedícate a volcar las letras sobre el papel.

Consejo #2. Contabiliza los adverbios que terminan en “mente” durante el proceso de revisión.


El proceso de revisión es importante. Luego que has creado la historia y la has plasmado, debes darle al menos tres lectura. Contabiliza los adverbios que terminan en mente. No permitas más de uno de esos adverbios en cada párrafo, pero en lo posible disminuye el uso. Durante el proceso de creación estos adverbios te permiten avanzar rápido, pues facilitan pasar de una idea a otra. No es un error utilizarlos, pero sí repetirlos constantemente (en este caso podría sustituir “constantemente” por “de forma constante”).

Consejo #3. Corrige la utilización de los adverbios que terminen en mente.


Una vez contabilizados, si es posible resáltalos en rojo ya que así te permitirá visualizar la frecuencia con la que recaes en su utilización, procede a corregirlos tomando en cuenta que, en primer lugar, estos adverbios conservan el acento de su raíz. En segundo lugar en el caso de que uses dos de ellos seguidos debes separarlos por coma y mantener la forma “mente” en el último de ellos (“ejercía su profesión eficaz, correctamente...”).

       
Entre nuestros servicio editoriales ofrecemos un paquete de corrección ortotipográfica y de estilo, que se aplica tanto para eBooks como para libros en formato impreso. La aplicación de este servicio incluye nuestra completa atención a los abusos de utilización de adverbios que terminan en “mente”. No solamente aplicamos las correcciones sino que señalamos también al escritor cómo evitar este tipo de errores mediante ciertos ejercicios. Si te interesan nuestros servicios editoriales, o quieres plantear alguna temática para el próximo post, no dudes en comentarnos.