lunes, 21 de diciembre de 2015

¿Usas Word para escribir? Tips para ayudar al escritor.

A la hora de escribir, los autores necesitan opciones ligeramente diferentes a las que el procesador de palabras ofrece comúnmente. Hay programas diseñados especialmente para escribir, pero el más conocido de todos es el que viene para Microsoft y este es el archiconocido Word.


Sabemos que este programa ofrece diferentes configuraciones para hacer casi todo, incluso tablas de Excel, hoy les traemos tips para cambiar las opciones del programa y convertir la experiencia de escribir en algo mucho más fluido.

Errores ortográficos.

Después de escribir un manuscrito de trescientas páginas y tras recibir las primeras correcciones descubres que tienes varios errores recurrentes con respecto a acentuaciones y/o palabras mal escritas. Tu mejor opción es Buscar y Reemplazar.


En la pestaña de inicio del Word, a la derecha de la pantalla encontraras el listado de la barra de Edición. Al seleccionar el icono Buscar nos encontramos con la siguiente pantalla:



En el recuadro rojo vemos todas las opciones que ofrece la pestaña de edición, escribimos en la barra la palabra tal como la tenemos en el documento, luego le damos a Buscar en todo el documento (recuadro azul). Esto nos dirá cuántas veces está escrita la palabra en el documento.

Luego señalamos la pestaña reemplazar, esta nos abre dos barras, tal y como la que mostramos a continuación.


En la barra inferior escribimos la palabra correctamente y le damos al botón de Reemplazar todos.

¡Y listo! Habrás corregido ese acento que te faltó en todas la palabras del documento, o cambiaras esa V por la B correspondiente.

Está opción es muy útil y ahorra tiempo en el proceso.

Símbolos.

En la narrativa se usan las rayas o guiones largos (—), estos se encuentran en la pestaña Insertar, en la barra de Símbolo. Al abrirse encontramos un pequeño cuadro con símbolos diversos, como el de euros € y el yuan ¥, en la parte de abajo nos encontramos con la opción de Más símbolos que nos abre el siguiente cuadro con todas las opciones de símbolos que posee el Word.



El guión largo es la Barra Horizontal o Horizontal bar, después de seleccionarla entre todas las opciones le das insertar y listo, esta queda en tu documento y posteriormente en el cuadro de símbolos, lo que significa que cada vez que abras la opción de Símbolos aparecerá.

Pero aún así, hay una forma de simplificar este proceso, y configurar una tecla del teclado que coloque el guión largo sin tanta complicación. Esto lo encontramos en la opción de Autocorrección

Después de señalar en la ventana grande de Símbolos el que deseamos (la barra horizontal, las comillas francesas [« »], etcétera.) seleccionamos el botón de Autocorrección y luego nos iremos a la barra de Reemplazar. En ella ingresaremos la combinación de teclas que deseemos para que al accionarlas en el documento se genere el símbolo solicitado. Como vemos en la siguiente imagen, la barra seleccionada en azul corresponde a la tecla usada para generar el guión largo, en este caso usamos apretar la tecla de guión dos veces.


Y es así como evitamos la necesidad de acceder a la barra de herramientas para la construcción de los diálogos. Sugerimos que las combinaciones de teclas sean sencillas y fáciles de recordar.

Sangrías.

Algunas de las normas de mecanografía siguen en auge a la hora de escribir en el Word, algunos escritores (más de los que se imaginan) continúan usando como sangría un número de espacios de la Barra espaciadora; esto no es recomendable a la hora de la edición, por lo cual le recordamos a los escritores que con presionar una vez la tecla de Tabulación se generará un espacio estándar de sangría en todos los párrafos.

¿Consideras que esa opción es demasiado grande para la sangría? Pues no importa, porque después de que hayas terminado de escribir, utilizas la opción de Seleccionar todo con las teclas de ctrl+e o con el ratón de tu dispositivo y luego vas a las regla que está arriba del documento y modificas el tamaño de la sangría en todo el documento sin tener que ir de párrafo en párrafo.

En la siguiente imagen verás que el medidor encerrado en el círculo azul es el que debes mover a lo largo de la regla para aumentar o disminuir la sangría.


Saltos de sección.

Después de escribir el propio escritor comienza el proceso de corrección de la historia, y a medida que avanza puede decidir ampliar o reducir las páginas de un capítulo después de que ya ha configurado el documento, lo que conlleva a que al terminar deba volver a configurar todo de nuevo.

Una norma de la narrativa es que los capítulos deben empezar en una hoja nueva. Así que para que el documento no se des-configure después de estos cambios, le recomendamos a todos los escritores usar la opción de Saltos de sección.

En la pestaña Diseño de página encontraremos la barra de Configurar página, a un costado de esta tenemos la lista de Saltos, Números de líneas y Guiones.


Cada vez que termines un capítulo selecciona la opción de saltos, esta abrirá un cuadro con todas las acciones que se pueden realizar, selecciona la opción resaltada en naranja. Esta te enviará a la siguiente página para comenzar el nuevo capítulo, y si modificas el anterior no afectará a este en ningún momento, porque inclusive, si aumentas una página y media este se correrá al inicio de la página siguiente, manteniendo la separación de los capítulos en hojas nuevas.


Esperamos que toda esta información haya sido de ayuda, recuerda compartirlo con otros colegas escritores.