jueves, 10 de diciembre de 2015

Creatividad vs. Técnica, ¿Alguna importa más que la otra?

Continuamente vemos discusiones sobre esto en grupos de literatura de redes sociales; existe un acalorado debate generalizado, usualmente entre escritores más experimentados contra escritores amateurs, en el que algunos desvirtúan la ortografía por sobre la creatividad.

Pero, ¿Es la ortografía una cualidad de peso para decir que una obra es mala? Tal vez deberíamos, primero, recordar esas viejas clases de Lengua y Literatura que veíamos en la escuela (y posteriormente en la universidad) y establecer que la ortografía es la parte de la gramática que se encarga de establecer el correcto uso de las letras y los símbolos a la hora de escribir, esto significa que una buena ortografía se le debe exigir a todo el mundo, no solo los escritores.

¿Por qué? 

Porque la ortografía es esa que nos dice que antes de una B o una P se escribe M, o que todas las palabras que terminan con el sufijo "ción" llevan tilde en la O y que las palabras esdrújulas siempre, SIEMPRE, se acentúan.

Estas normas se aplican a cualquier expresión escrita, no solo la de carácter literario, es por esta razón que no es lógico establecer una competencia entre creatividad y ortografía en el ámbito literario. Aunque hay que dejar en claro que un libro que tenga errores ortográficos por doquier y solo en el primer párrafo desanima a cualquiera.

Es por esta razón que establecimos nuestro título Creatividad vs. Técnica, porque la técnica a la hora de escribir literatura incluye dentro de todo su abanico la ortografía; junto con la construcción, estructura, ritmo, estilo y la gramática.

La creatividad es muy importante, porque es la capacidad de generar nuevas ideas o conceptos, pero qué sucede si por más creativos que seamos no sabemos usar las herramientas adecuadamente para expresar dichas ideas, simplemente se pierden o los resultados finales no son lo que esperábamos. 

Para el escritor, la creatividad es muy importante, pero no más que la habilidad para expresar sus ideas. Tal vez muchos lectores pongan el grito en el cielo y se enojen por este enunciado; pero, deténganse a pensar un momento y respondan esta pregunta: ¿Cuántas veces han leído un comentario (o recibido uno) en el que el lector dice: la obra está genial, me encantó, pero tiene muchos errores de ortografía y tiempos verbales? La mayoría de los escritores que solicitan nuestros servicios editoriales los han recibido. Esto puede ser la diferencia entre una buena obra y una magnifica. 

La técnica para narrar es parte de la creatividad con la que el autor plasma una idea, no importa si la historia es la más original jamás contada, si el escritor no domina la gramática, el ritmo, el estilo narrativo y todo lo necesario para construir una obra, esa idea creativa se perderá para siempre. Los escritores más experimentados llegan a esa conclusión con el paso de las obras escritas, es cuestión de "madurez literaria", que alcanzan a medida que evolucionan al escribir. 

Tal vez ahora podamos llegar a una conclusión muy simple; Creatividad no es "imaginar una historia" es saber usar las técnicas literarias para escribir una obra. Por lo tanto no debe existir ninguna competencia o valoración extra a una u otra porque al fin y al cabo es lo mismo. Cuando un escultor esculpe o modela, la obra final es apreciada por la técnica usada para llevarla a término y por la creatividad del escultor para trasmitir un sentimiento o emoción, lo mismo sucede con los pintores y con todos los exponentes de cualquier expresión artística.

Muchos dirán, al final de este artículo, que no es importante la técnica si después de escrita la obra se le manda a un corrector editorial... Les lanzamos una pregunta un tanto escabrosa:

¿Si es el corrector el que tiene que dar forma, fondo y estilo a una obra literaria, quién es el talentoso, el escritor original que solo plasmo una idea a las patadas o el corrector literario que, como un escultor, tomó el material, le dio forma y lo embelleció para el público?

Abrimos el debate, nos gustaría saber su opinión y nos autorizaran a publicarla en un próximo post, que nos permita conocer la opinión de todos los autores y también de los lectores. Por último, no se olviden de compartir con otros colegas escritores.