lunes, 19 de octubre de 2015

¿Qué es un corrector de estilo?

Cuando un autor decide escribir y publicar una obra, esta debe ser sometida a diversas correcciones, usualmente estos suelen usar la corrección ortográfica y gramatical (simple) porque considera que la corrección de estilo implica modificar la idea original de la historia; una preposición completamente errónea.
El corrector de estilo muy pocas veces modifica el contenido, a menos de que sea estrictamente necesario; su revisión se encarga de la ortografía, gramática, sintaxis, orto-tipografía y el formato; el revisor da homogeneidad a la narración, señala puntos débiles que deben ser reforzados, contradicciones en el texto, ideas inconclusas y cualquier error presente en la redacción, con la finalidad de establecer armonía, claridad y concisión.

Muchas veces el autor independiente considera que esta corrección se toma atribuciones indebidas con su obra, ya que este puede sugerir modificaciones que a primera vista parecen cambiar la esencia del texto; pero lo cierto es, que el autor debe tomar las correcciones con ojo crítico, porque este es el intermediario entre el escritor y el lector. El revisor lee con vista a llegar a los lectores, es decir, que tal vez lo que parece obvio para el escritor no está bien plasmado en la obra y el corrector hace notar estas debilidades. 

Estas correcciones son tan delicadas que requieren de tiempo, dedicación, conocimientos muy amplios y una visión crítica, es decir que el corrector de estilo no sólo conoce el género, sino que tiene un extenso bagaje cultural; el corrector de estilo debe notar las fallas que van más allá de la historia, como las concordancias históricas, de ambiente, referencias, incluso debe notar los detalles más insignificantes, como si el autor cambió los nombres de algún personaje de un capítulo a otro, si la escena se desarrolla en la mañana no cambie a la noche repentinamente y cosas por el estilo que el lector nota a medida que lee la obra.


Los autores muchas veces no están al tanto de todo el proceso existente dentro de las editoriales para sacar al público una obra de calidad, es por esta razón que los escritores independientes deben acudir a los servicios profesionales de edición y corrección, que les permita publicar un libro que cumpla con los requerimientos necesarios para que su obra llegue al lector con la mayor calidad posible.

Si te ha gustado este artículo suscríbete a nuestro blog y síguenos por las redes sociales.