viernes, 23 de junio de 2017

1, 2, 3... ASÍ DE SIMPLE PUEDES TRIUNFAR CON TU BLOG

Luna Azul Ediciones
Un blog es una plataforma ideal para emprendedores y escritores, esto no es un secreto ni un gran descubrimiento. Muchos han triunfado con sus blogs, logrando un posicionamiento óptimo, llegando a clientes, lectores, aliados, amigos, etc., la pregunta es ¿qué les ha funcionado a los que han alcanzado un buen nivel de éxito? Y en un tono un poco más oscuro, ¿qué es lo que ha entorpecido la labor de quienes terminan abandonando sus proyectos de blog?

jueves, 22 de junio de 2017

EL PELIGRO DE LA VACUIDAD

Luna Azul Ediciones

En un programa de radio reproducen las declaraciones de un líder político. Cuando acaba el discurso, el locutor dice, enérgico, que fulanito o fulanita sí tiene las bolas para gobernar a este país. Acto seguido llevo mi mano derecha hacia mi pelvis. Me palpo por encima del pantalón. Resulta que yo también tengo bolas y que más de una vez me han repetido que “le echo bolas” a lo que sea. ¿Estoy preparado, entonces, para ser presidente?

martes, 20 de junio de 2017

LO SECUNDARIO

Luna Azul Ediciones

Una de las cosas que sucede cuando escribimos y nos va de maravilla, es el gusto por el dinero, la fama y el “éxito”; las regalías pueden ser muy buenas cuando escribes un libro que se vuelve comercial y se compra con facilidad; escribir una novela que guste y les dé a algunos “fama y éxito”, puede ser sensacional, pero cuidado, marearse en un ladrillo puede ser fatal y sobre todo volátil.

viernes, 16 de junio de 2017

GUEST POSTING: CLAVES PARA APLICAR LA ESTRATEGIA MÁS PODEROSA PARA EL MARKETING DE TU EBOOK

www.lunazulediciones.com.ve

Tienes tu eBook listo, ya está en la plataforma de autopublicación, han pasado dos semanas y las ventas no son satisfactorias, te pregunto ¿qué estrategias estás aplicando?

jueves, 15 de junio de 2017

ABRAZAR LA VIDA

LUNA AZUL EDICIONES

Le pregunto a J cómo está. Responde: “Aquí, tú sabes. Sin agua, sin dinero, sin comida, sin poder salir porque todo está trancado, sin luz… ah, no: luz sí hay”. No lo dice con sorna, tampoco quejándose. Lo dice y listo. Podría jurar que hasta sonreímos.